septiembre 29, 2022

¿Estás realmente preparado?

Spread the love

Historias de Mauricio Loredo

Si te preparas para vivir físicamente, ¿por qué descuidas el prepararte para vivir eternamente?  El primero (físicamente) se logra con el órgano de la visión o sea la ciencia  cuando ves los adelantos que te maravillan y te generan miedo también, y el segundo (eternamente) se logra con el órgano de la audición , al escuchar la palabra de Dios viene la  fe que entra por el oído.

Este año es un año de oídos enfermos en todo el mundo y los otorrinos, audiologos y médicos en general lo hemos detectado y la OMS declaró el año del cuidado del oído.

Apocalipsis: 3:20 dice muy claramente y coge aún más vida este verso que nunca: He aquí estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a El y cenaré con él y él conmigo.

Palabras de Jesús en apocalipsis por medio del Apóstol Juan.

No te maravilles de lo que ves en este momento, maravíllate del efecto de la Palabra de Dios en tu propia vida al recibir a Jesús y creer en sus promesas.

No te enfoques en lo terrenal como algo a que aferrarte y vivir, sino a lo eterno lo que realmente vale la pena aferrarse en Jesús.

Jesús es el único que puede abrir esa puerta de la Audición si tú le permites escuchándole y estar atento.