junio 27, 2022

La enfermera y el 12 de mayo

Spread the love

Por: El Dr. Mauricio Loredo

Papá ¿quiénes son las enfermeras y por qué existen?

Buena pregunta  y muy profunda a la vez.

Las enfermeras son una especie de “ángeles “que aparecieron luego de haber aparecido escrito en un libro sobre esa labor hecha hacia los enfermos por la primer Enfermera cuyo corazón se derramó para mejorar los cuidados a los  enfermos  en la guerra de Crimea en 1853 -1856 ella se llamaba Florence Nightingale  .

Su apellido significa: Tormenta o vendaval de la noche, lo cual nos enfatiza algo muy grande que ella anunciaba en el siglo 19 .la joven de la lámpara encendida que no se ha apagado nunca.

¿Quien era ella papá, por qué es tan famosa?

Ella fue una joven que nació en una familia muy adinerada y sus padres decidieron darle una buena educación, ella tenía una hermana que fue una gran novelista también. Pero Florence encontró que su pasión era servir a los demás y eso la confrontó contra su misma familia , pues los millonarios casi siempre buscan sus propios intereses , pero vemos aquí que ella estaba resuelta a ayudar a los demás como dice la biblia : amarás a tu prójimo como a ti mismo .

Ella tenía claro ese concepto , pues a pesar de su mucho dinero y posición social,  no decidió seguir por esa misma brecha llenándose solo de sus muchos lujos y placeres , sino que estudió mucho y sus padres la hicieron que fuera a prepararse aún más después de que iniciara sus estudios de enfermería en 1844  y es así que en 1850 su padre ya no pudiendo contener a una hija que su pasión era servir a los demás la envió al Instituto San Vicente de Paul de Alejandría Egipto ,posteriormente en Diaconisas Protestantes de Kaiserswerth (Alemania).

Durante todos esos años en que estaba en esos lugares visitó varios hospitales y aprendió sobre la forma en que se trabajaba y luego de hacer análisis sobre cómo se trabajaba ella logra publicar Notas de Hospital y Notas de enfermería, los cuales fueron publicados en 1859 con ayuda de algunos amigos de ella que eran escritores , pues recuerda que ella provenía de una familia muy adinerada y usó bien sus contactos para diseminar sus mayores anhelos que solo podían nacer de lo profundo del corazón de Dios y poner este deseo vehemente de servir a los necesitados en un centro de atención o en las condiciones que fueran pero

Ella analizó todos los aspectos, detalles de cómo se servía en otros Hospitales.

Ella fue nombrada supervisora de enfermeras en 1853 y ese mismo año fue cuando se desató la guerra de Crimea (guerra entre el imperio Ruso y la coalición de países formado por Francia, Gran Bretaña, el imperio Otomano y Reino de Pía Monte – Cerdeña), coincidiendo con su nuevo título y como dicen que al que más se le da, más se le demandará. Ella voluntariamente envió notas para poder ir a ayudar a los soldados heridos y fue aceptada.

Para este siglo 21 o sea 2 siglos después de ese evento ahora mismo estamos teniendo una guerra en esa misma zona que involucra Ucrania – Crimea  en la cual Rusia está enviando tropas y hay una lucha sin cuartel la cual se desencadenó desde el año 2014. La historia está como repitiéndose y esa labor hecha por ella y traída hasta nuestros días y al ver a las enfermeras, esos seres de luz por doquier que han hecho un gran papel en esta pandemia que se desató el 2019 y cobró la vida de muchas de ellas y así mismo doctores.

Ella anteriormente ya había formado una escuela de enfermeras y se fue a la guerra junto a otras 38 enfermeras y pudieron ver las condiciones deplorables de las atenciones a los heridos, los cuales por las malas condiciones de higiene y falta de cuidados estaban muriendo. Ellas llegaron justo a tiempo para ir a servir a esos valerosos hombres de guerra y ellas organizaron como lo suelen hacer las mujeres por ese don que traen incorporado dentro de su ser porque Dios las creó con el propósito de ser ayudas especiales al hombre. No solo en el matrimonio sino en la sociedad misma, dando ese toque especial y por lo cual muchos combatientes permanecieron con vida, porque de nada hubiera servido que un Operado  de guerra por los médicos después de esa gran cirugía y que muriese solo por la falta de esos tiernos y cuidados especiales.

Ese legado que se ha propagado a través del tiempo de esta joven enfermera que no se aferró a sus riquezas y con la cual pudo haber vivido muy tranquila y en paz sin que nadie la molestara entre los círculos sociales de alta sociedad, ella se negó a sí misma y dedicó su vida a los demás y por eso ella trascendió a través del tiempo, sin duda ella fue una gran mujer Cristiana llamada por Dios para dejar un legado que nunca desaparecerá en el tiempo.

Papá ¿y entonces por qué los médicos se creen más que ellas?

Bueno, eso es por la dureza del corazón de algunos de no aceptar que ellas hacen una labor que ellos no pueden hacer, pero no todos los médicos  por supuesto, muchos por no saber la historia menosprecian  a las bellas y maravillosas enfermeras que en sus duras faenas y malos pagos a ellas por sus entregas a los pacientes en cuerpo y alma.

Recordemos la historia que en el siglo 19 los médicos aún no se lavaban las manos y por eso había más mortandad y ellos no lo sabían, hasta que hubo un médico que Dios trajo a la historia Dr. Ignaz Semmelweis, fue un obstetra húngaro que a mediados del siglo XIX, precediendo los hallazgos de Pasteur y Lister, logró descubrir la naturaleza infecciosa de la fiebre puerperal, logrando controlar su aparición con una simple medida de antisepsia. Pero este médico fue llevado al hospital psiquiátrico, ya que los médicos del siglo 19 no lo creían 

La medicina implica al médico y enfermera  como personas que están en contacto directo con el paciente, pero el médico sea hombre o mujer es más como la parte que comanda o da las órdenes” y las enfermeras son ese ser que está a la par  del enfermo  más cercanos de  lo que está el médico y hace que la recuperación sea más efectiva en la parte hospitalaria y en las mismas comunidades. Esas palabras de aliento y apoyo al enfermo son vitales para poder vivir, ese contacto tan necesario.

Pero nosotros los que sabemos les valoramos tanto, tanto así que yo me decidí por una de ellas, y ella es tu madre, Rosalía, ella tenía ese mismo espíritu de Servicio a los demás y siempre supe que sería una gran mamá .ese espíritu de Cristo que estaba en Florence también lo está en tu madre querida hija y en el corazón de todas las enfermeras que decidieron servir a los demás.

Ellas son un gran pilar de bendición en la sociedad y solo se les puede conocer dentro de las instituciones de salud donde ellas se parten en varias para poder estirar su mano a niños y adultos, ricos y pobres, blancos y negros, estudiados y no estudiados, malos y buenos, ellas no hacen acepción de personas ellas son las maravillosas enfermeras.

También están en las comunidades allí prestas para servir a su comunidad y más ahora en este periodo post pandemia.

No hay palabras realmente para describir a esos seres de luz que Dios ha dejado en la tierra y muchos debemos nuestras vidas a ellas pero muchos no lo han  reconocido aún, por la barrera del egoísmo y vanidad, pero Dios si lo ha visto y eso es lo que cuenta.

Finalmente concluyo:

Sencillamente si ellas desaparecen de la historia, todo desaparecerá.

Así que aprendamos de ellas a tener nuestras lámparas encendidas que nos manda la misma palabra del Señor.

Bueno hijos es todo por ahora sobre las famosas enfermeras, porque hablar de este grupo es realmente tomos y tomos completos si nos ponemos a relatar sus experiencias y hallazgos.

Solo puedo decir:

¡Muchas Felicidades enfermeras y enfermeros en su día y sean bendecidas sus generaciones en la tierra!

Dr. Mauricio Loredo